/ stefyactiva.com

Hay unos que odian hacer ejercicio, otros que simplemente lo hacen obligado...

¿Pero qué es lo ideal?



Hace unos años atrás yo estaba entre las que odiaban hacer ejercicio. Mucho antes de comenzar la carrera, lo veia como un desperdicio de tiempo.

Uno de los ejercicios que más disfruto es bailar, y cada día me arrepiento de no hacerlo mucho más seguido. Sin embargo, cuando poco a poco fui entrando en este mundo,y no sólo por trabajo si no por gusto, me di cuenta que realmente me gusta hacer ejercicio.

Hay unos que les gusta y otros que no, pero a mi me encanta el área de pesas. Siento que dreno muchísimo de mi día a día en esos momentos, sin embargo, entre todo el ejercicio de fuerza, de postura, de estiramiento, etc, encuentro un ratico para hacer lo que más más me gusta.

Si tu tiempo es corto, busca esos 10 minutos diarios que te ayuden a drenar y sobre todo relajarte. Aprende a escuchar a tu cuerpo, pero también a lo que realmente te gusta. Lamentándolo mucho si te obligas diariamente a hacer un ejercicio que odias, no lo mantendrás como rutina, y tarde o temprano lo dejarás y caerás en el "no hago ejercicio porque lo odio".

 

Es mi consejo de hoy mis queridos...

 

Espero les sirva de reflexión!!


Tags: