/ stefyactiva.com

Hola FAMILIA ACTIVA!! Como siempre informándolos un poco más sobre este mundo, donde la mal información es la que abunda. Ahora a qué me refiero con las “dietas milagro”? O también llamadas “Dietas de moda”,  las cuales ofrecen una pérdida de peso o mejoría de la salud milagrosas y en muy poco tiempo, unido a planes de alimentación poco saludables.



Entonces, ¿Cómo saber cuáles son? La American Dietetic Association publicó 10 señales de advertencia:

- Recomendaciones que prometen solución rápida.

- Declaraciones que suenan demasiado buenas para ser ciertas.

- Conclusiones simplistas obtenidas de un estudio complejo.

- Recomendaciones basadas en UN solo estudio.

- Declaraciones espectaculares refutadas por Organizaciones Científicas acreditadas.

- Lista de alimentos “Buenos” y “malos”

- Recomendaciones para ayudar a la venta de un producto, a menudo se usan testimonios.

- Recomendaciones basadas en estudios publicados sin revisión de colegas.

- Recomendaciones de estudios que ignoran las diferencias entre individuos o grupos.

 

Pero…¿Qué tienen de malo estas dietas?

Prometen un adelgazamiento rápido. Por desgracia, la pérdida rápida de peso no puede consistir sobre todo de grasa porque se requiere un déficit grande de energía para perder una gran cantidad de tejido adiposo (grasa).

Aquellas que prometan una pérdida semanal de 4,5 a 7 kg no pueden asegurar que esa pérdida sea sólo de las reservas de tejido adiposo. La sustracción de energía suficiente del consumo diario para que la persona pierda esa cantidad de tejido adiposo es simplemente imposible. El tejido magro y el agua, constituyen la mayor parte del peso perdido cuando se bajan muchos kg por semana.

Otro aspecto negativo, es que estas dietas casi garantizan el fracaso de la persona que desea adelgazar, ya que no están diseñadas para una solución permanente, además de los posibles ataques de ansiedad que culminan en atracones.

El ciclo de aumento y pérdida de peso (El “yo-yo”) puede generar culpa y efectos negativos para la salud, hasta hormonalmente.

 

Si ya has realizado alguna de estas dietas anteriormente, sabes de lo que hablo.. Y probablemente hayas pensado que esos kg que perdiste fueron grasa, y lo que perdiste fue más que todo músculo y agua.. Y cuando comenzaste a comer normal de nuevo, recuperaste gran parte del peso perdido en unas semanas y hasta más..!

Y el error más grande es deprimirse porque piensas que “fracasaste” o que “no hay dieta que te ayude”, siendo la dieta la que fracasó.

Entonces, es cuestión de empezar a cambiar los hábitos alimentarios con la ayuda de un profesional (Nutricionista) para que te realice un plan alimentario según tu composición corporal, bioquímica y preferencias alimentarias. Y conjuntamente realizando actividad física!

 

 

Así que manos a la obra!!


Tags: